22 de diciembre de 2017

Lo que me llevo de este año



Es tiempo de balance y buenos deseos y también de estar escaso de minutos, pero no quería dejar de hacer un recuento de lo que me guardo de este año. Ha pasado tan rápido como todos, pero si miro atrás encuentro multitud de instantes que atesorar, momentos que me hicieron sentir afortunada y que sé que perdurarán, pero nunca está de más dejar constancia, por si la memoria falla, y de hecho seguro que me faltarán muchos, pero ahí van unos cuantos.
 


Empiezo con esta imagen porque es la primera que compartí en las redes al iniciar el 2017. E igual que decía en aquel primer post, para mí, buena parte de estos meses han sido inevitablemente los de El último baile. Año tras año, desde que se me ocurrió asomarme al otro lado del espejo, me encuentro con el debate de si merece la pena escribir, de si compensa publicar o autopublicar o es mejor abandonar y dedicarse a la meditación o estar menos tiempo sentada y hacer más ejercicio. No tengo respuestas, pero sí sé que algunas de las mejores cosas que me han pasado este año han tenido que ver con Lili y Andreas. Podría hablaros de la tarde que llovía a cántaros en Granada (pero por mucho agua que cayese nada podía apagar el brillo de Ana), de las horas y horas de charla en Valencia (pase lo que pase nunca me dejéis volver a hablar tanto), de los mensajes inesperados, las imágenes que gritaban amor y las palabras que me entendían mejor que yo misma, pero sobre todo tendría que hablaros de la tarde en Madrid en la que sonó la música. Esta música.





Me guardo todo eso, como me guardo el paquete que llegó por sorpresa desde Argentina y me paró el corazón (nunca te lo agradeceré bastante, Marisa), o las risas y las lágrimas de una amiga una noche frente a un hotel, con las confidencias al teléfono (me debes una, Mara) y con quien me escribió para darme un empujón en el hombro y sacarme una sonrisa. Me quedo con un amanecer gris en Granada y un paseo al borde del mar mientras se ponía el sol, con la lluvia mojándonos bajo la cúpula del Sony Center y con la barcaza que se alejaba en el Spree desde el puente de Oberbaum. Con las estrellas cayendo como puñados de sal en las páginas de una novela y los instantes de verdadero esplendor de otra. Con una conversación de madrugada en Madrid en plena calle y las sesiones intensivas de Netflix y mi hijo y yo disputándonos el sofá (y con que siempre coincidimos al escoger personaje favorito). Me quedo con lo que fue verdad y también con lo inventado, con los que estáis cerca y con los que a pesar de la distancia estáis igual de próximos, y sí, seguiré escribiendo y compartiendo porque es lo que más me gusta, lo que más me compensa y si me pedís que sea completamente sincera, lo haría igual si me lo guardase solo para mí.




Pero estamos en Navidad y es tiempo de eso, de compartir, así que voy a despedirme y desearos lo mejor para estos días (y  para todos los que vendrán) con una de las ficciones que han marcado mi año. Es un fragmento de Sense8 con el Hallelujah de Leonard Cohen de fondo, y tanto la serie como la canción me gustan aún más que el helado de vainilla y nueces de macadamia caramelizadas, es decir, muchísimo. Con las dos os deseo que también vuestro año esté lleno de cosas hermosas, memorables y brillantes, y recordad que, si la realidad está escasa de ellas, la ficción, por fortuna, siempre estará llena.

Feliz Navidad.









4 comentarios:

  1. Mira que eres bonita, hermosas palabras, sinceras, sentidas, ains ARRIBA LA SICILIA, haleluyaaaaaaa!!!
    FELIZ NAVIDAD, PRÓSPERO AÑO NUEVO Y QUE NO SE NOS QUEDE NADA EN EL TINTERO ;)
    Te requeteadoro, amiga del alma :')

    PD: te debo tantas que he perdido la cuenta, pero tú eres a KEEPER ;) a ti no te pierdo :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya más que keeper, soy del tipo urraca, me lo guardo todo! XDD Y te requeteadoro también <3 <3 <3 y sobre todas las cosas me alegro de que este también haya sido tu año y de lo que mejor esté aún por llegar. Es una promesa. Feliz Navidad, amore!!!!

      Eliminar
  2. Felices fiestas!!! Espero que el año que viene nos regales otra de tus historias. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dalo por hecho, Pepa :) Ya mismo os empiezo a contar cosas y a cruzar los dedos para que os guste. Bueno, los tengo ya cruzados... XD Feliz Navidad y gracias otra vez porque tus palabras están entre las que siempre me guardo. ¡¡Un beso grande!!

      Eliminar

Si envías un comentario estás aceptando la Política de Uso y Protección de Datos:
http://marisasicilia.blogspot.com.es/p/aviso-legal.html