22 de enero de 2015

Sobre Eilean Donan, selkies y otras casualidades...


¿Os suena? Os aseguro que a mí sí.



Se trata de Eilean Donan, un castillo escoces situado en una pequeña isla del Loch Duich que se comunica con tierra únicamente a través de un estrecho puente de piedra. Se remonta al año 1220, cuando se construyó para que sirviese de defensa frente a los ataques vikingos. Y no es que La Dama del Paso esté situada en Escocia, y tampoco es así —aunque haya puntos en común— como se describe al castillo y al paso en La dama... Pero sed sinceros, ¿es bonito o no es bonito?

Eilean Donan no solo es bonito, sino que está considerado uno de los castillos más bellos de Escocia, no solo por su sobria y bien conservada apariencia medieval, también por lo extraordinario de su emplazamiento. Por eso, porque la imagen es tan bella y tan evocadora, debió ser por lo que mi hermana, que estuvo allí hace unos cuantos años, me pasó la imagen de arriba semanas antes de que yo supiese que Eilean Donan sería el castillo de la portada. Se trata solo de una casualidad, pero es que adoro las casualidades. Por eso quería hacer la entrada y, cuando me puse a indagar sobre el castillo y su historia, descubrí algo que no tiene que ver exactamente con la fortaleza, pero sí con el lago en el que se ubica y que también guarda relación con La Dama... Se trata de la leyenda de las tres selkies.

Según la tradición, las selkies son criaturas de agua, similares a las sirenas o las ninfas, se cubren con pieles de foca y bajo ella se ocultan mujeres (y también hombres, pero esta historia trata sobre selkies mujeres) de singular belleza. También se contaba que, si conseguías hacerte con su piel, podías exigirle que se convirtiera en tu esposa y, eso sí, procurar que no volviese a encontrarla nunca más, porque entonces, incluso aunque desease lo contrario, la selkie volvería al mar al que pertenecía.

La leyenda de Loch Duich cuenta que, una noche de luna llena, tres hermanos encontraron a tres hermanas selkies mientras bailaban desnudas a la luz de la luna. Tras semejante visión, los hombres no dudaron un instante en robar y ocultar las pieles de las muchachas que tuvieron que resignarse a ser reclamadas por sus nuevos maridos.


Tras hacer valer sus derechos, cada uno se llevo a una selkie a su casa. La esposa del menor echaba de menos el mar y a su familia y no podía dejar de llorar. El joven, que tenía buen corazón, conmovido por su tristeza, acabó por devolverle su piel. Feliz, la joven selkie volvió al lago y le contó a su padre lo que había ocurrido. Y este, en señal de agradecimiento, le dio permiso para que pudiera regresar junto con su amante esposo una de cada nueve noches. Y así lo hicieron...

El hermano mediano, no era tan generoso, pero su mujer fue más hábil y consiguió encontrar el lugar donde se hallaba escondida la piel. La selkie retornó a su hogar y el hombre la perdió para siempre.

Y el mayor, viendo lo que les había ocurrido a sus hermanos, no quiso arriesgarse a renunciar a su esposa y no se le ocurrió otra cosa que prenderle fuego a la piel. Lo que no sabía era que cuando volviese a su hogar se encontraría con su bella selkie calcinada por las mismas llamas en las que había ardido la piel.

Como la mayoría de mitos clásicos, no es que sea muy alegre, aunque tiene un buen y claro mensaje de fondo, la generosidad, sobre todo en las relaciones de pareja y aunque sea con seres inexistentes, da siempre mejores frutos que un mal entendido sentimiento de posesividad. Y esa es la coincidencia que quería señalar, porque también en La Dama del Paso hay una especie de leyenda.

No es nada original, como no lo es la de Loch Duich, se trata solo de una mezcla entre cuento y mito, pero como me encantan los cuentos y los mitos, ese pasaje es uno de mis favoritos. En La Dama del Paso, Arianne la cuenta a...  No puedo decir a quien se la cuenta porque sería adelantar acontecimientos (el fragmento está en el capítulo 15), pero me apetecía compartirlo, así que he hecho una versión adaptada sustituyendo todas las ocasiones en las que aparecía el nombre del acompañante de Arianne por él a secas. Apenas es spoileante, aunque es cierto que lo ideal es leerlo justo en su momento, pero si amáis el peligro (los pequeños peligros) espero que también os apetezca conocer la historia del guerrero, la araña y la doncella... 


http://ladamadelpaso.blogspot.com.es/2014/07/la-arana-y-la-doncella.html
Pincha si te atreves ;)

 


11 comentarios:

  1. Qué maravilla! Tengo tantas ganas de conocer Escocia. Y la leyenda es preciosa, creo que te la voy a robar para la próxima revista ;) jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Menuda leyenda, desde luego es "fuertecilla" pero eso sí, muy bonita, como el castillo. Es precioso !
    Gracias por compartirlo !

    ResponderEliminar
  3. Preciosa coincidencia y la leyenda también ^^
    Me atreveré a releerlo todo ;) no lo dudes :D
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta entrada y lo que hay detrás de la tela de araña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Escocia, sus castillos, sus bosques, sus lagos... todo está lleno de leyendas. Si alguna vez vas a Edimburgo no te pierdas la ruta de los fantasmas, aprenderás mil y una historias, a cada cual más sorprendente. Claro que nunca llegarán a la altura de las de Toledo :-)))

    Muy buena entrada!

    Ya que me lo ha recordado, y para competir con la leyenda, algún día contaré en mi blog la historia de los tres cofres (si consigo acordarme de todo el argumento :-)))).

    Ciao,
    Carletto

    ResponderEliminar
  6. @Estefania, claro que puedes robarla, sobre todo porque no es mía! XDD
    @Maribel, no te creas que no me lo pensé, porque eso de la pobre selkie calcinada no es me encantase, pero lo que cuenta es el mensaje ¿no?
    @Mara, esta es de las tuyas! Seres de agua y luna <3 <3 <3
    @Lidia, ¿verdad que con esa imagen dan más ganas de pasar al otro lado? ^ ^
    Y Carletto, me encantaría viajar a Edimburgo y conocer más historias de fantasmas, pero por ahora espero impaciente esa historia de los tres cofres :)))
    Y gracias mil a todos!!!

    ResponderEliminar
  7. "... y desde entonces se conmemora este mito robándole la toalla a la vecina cuando se va a la piscina." Me pregunto si alguien habrá usado este truco para ligar, esperando que la chica vaya a recuperar la toalla y entonces el tío diga "Lo siento, pero es que pensé que eras una selkie y que si te robaba la piel te casarías conmigo."

    Me encantan estas leyendas. Sin duda el capítulo sobre la tela de araña fue mi preferido del libro. Sabes cuando empieza la historia que no puede acabar bien de ninguna manera pero digamos que al final cada uno obtuvo lo suyo. Además resulta que, al leerla, al final la historia te deja atrapado como por una tela de araña. Me dejó con ganas de mas :(. También me encantó lo de la flecha que seguía justo a esto. Por un momento pensé que al dar en el blanco y felicitarle el oficial, el tío iba a decir "No me toques la moral. He fallado."

    Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  8. Eilean Donan...Y lo que inspira ese puente, una de mis protas de esas historias guardadas en la inmensidad de un disco duro, conoce a alguien que la observa cuando está sentada en ese puente, sobre esos ojos por los que el agua se filtra y todo es tan mágico. Tuve la suerte de pisar cada piedra, de que la lluvia me empapara la cara mientras caminaba, y creo que jamás lo olvidaré. Aunque dudo mucho que pueda olvidar algo de mi viaje a Escocia. :P
    Y la leyenda, y como le narra la historia, y lo que sucede, todo es tan... <3 <3 <3
    Pues eso! Que la Dama es mucha Dama, y creo que siempre vamos a hablar de ella, y de lo bonita que es...
    Muakis!

    ResponderEliminar
  9. José, siempre me haces reír! XD Prueba este verano con ese sistema para ligar y luego me cuentas!
    Y Rebeka, solo como lo cuentas ya suena emocionante y me da una envidia terrible, espero estar también algún día en ese puente y poder sentir lo mismo y te prometo que pensaré en ti. Espero poder cumplirlo. Al menos merece la pena soñar con ello, ¿verdad? Y además ahora me has picado la curiosidad con ese relato!

    ResponderEliminar
  10. Pues tendremos que ahorrar para ir a Escocia.
    Preciosa foto, preciosa leyenda y precioso libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Real :))) Yo ya tengo preparado el bote ;) Un beso y gracias!!!

      Eliminar