9 de noviembre de 2014

La isla mínima

Hace mucho que no hablo de películas, así que hoy entrada sobre la última que he visto, que además es estupenda y nacional.


La isla mínima transcurre en la España de los primeros ochenta. En plena transición dos policías son enviados a un pequeño pueblo del sur para investigar la desaparición de dos hermanas menores de edad. Se trata de una especie de destierro, un castigo. Para uno de ellos por significarse políticamente, para el otro por asuntos turbios relacionados con bares y prostitutas. Dos hombres muy distintos que sin embargo tienen algo en común. La voluntad por aclarar lo que está ocurriendo con varias mujeres que un día se marcharon y de las que ya nunca más se supo.


Me ha gustado todo de La isla mínima. Es un thriller sólido, bien construido, con una buena historia detrás, con una magnífica recreación de unos años que no están tan lejanos en el tiempo, pero sí lo bastante como para tomar distancia, con una espectacular fotografía, unos paisajes sorprendentes y que dan mucho juego, y un tono que mantiene constante y en alza la tensión. Pero aunque todo es sobresaliente en esta peli quería destacar sus interpretaciones.

Por un lado tenemos al chico que últimamente aparece en todas partes: Jesús Castro.


No es que Jesús haga un gran papel, pero cumple bien con el que le toca jugar. Es guapo, es frío y se gana a pulso que le partan su cara bonita. Bien por Jesús y por todos los dones que la naturaleza ha depositado en él. Confiemos en que siga progresando adecuadamente y en que nos brinde muchas más oportunidades de seguir disfrutando de esa mirada de hielo.


Antonio de la Torre no tiene los rasgos perfectos de Jesús Castro, sin embargo es un actor que me tiene ganada, tanto como para ir al cine ante todo por él, aunque luego haya encontrado muchísimas más razones. No sé qué tiene Antonio que consigue traspasar la pantalla y llenar de vida a sus personajes. Como Jack Lemmon, como Tom Hanks representa a la perfección hombres corrientes y a la vez únicos. En La isla mínima no se luce tanto como me habría gustado y su papel es ingrato, pero como siempre notable. Es el padre de las niñas desaparecidas, un hombre miserable en su vida y en su actitud, que por el mero hecho de ser hombre impone su ley y abusa de una de las autoridades más injustas, la que no se gana y se ejerce despóticamente por la única razón de que él es el padre y el marido, porque él es el hombre.


Raul Arévalo es el poli bueno. Joven, con ideales, con nuevas ideas, con una esposa que espera un hijo y a la que ha dejado en Madrid. Se entiende mal con su compañero, pero es capaz de dejar a un lado sus juicios de valor para reconocer que su socio le lleva mucha ventaja en cuanto a experiencia y oficio. En algún momento su personaje me ha recordado al interpretado por Brad Pitt en Seven. En La isla mínima también podemos encontrar guiños a Twin Peaks e incluso algún momento escapado de Sé lo que hicisteis el último verano. Y es que pese a su localización rabiosamente hispánica La isla mínima sigue a rajatabla las reglas de los clásicos y de los films de suspense de más éxito. Y cuando una regla funciona es por algo...






Y Javier Gutiérrez. Javier Gutiérrez es la gran revelación de esta película. Un actor que yo solo conocía por papeles menores y que en esta ocasión borda una interpretación magistral de un personaje de los que más me gustan. Oscuro, con dobleces, con aristas. Javier Gutiérrez se come la pantalla y se come a su compañero con patatas en la ficción y en el film. Ya os digo que me ha gustado todo de la peli, pero solo por la interpretación de Javier merecería la pena pagar la entrada incluso aunque ya se haya pasado la semana de la fiesta del cine.

En los balances que se hacían de estos días oi decir que La isla mínima fue la segunda película más vista después de Torrente V. Mejor no digo lo que pienso de Torrente. Está claro que tiene que haber de todo, pero me alegra mucho que haya vida más allá de Torrente y de los blockbuster de factoría.

Y es que también La isla mínina es cine pensado ante todo como entretenimiento. Entretenimiento conseguido a base de profesionalidad, de buen trabajo, de contar una historia que a pesar de ocurrir en una España que afortunadamente ya no existe, es intemporal y entendible en cualquier parte del mundo. Una historia de mujeres jóvenes que quieren escapar de un mundo que las ahoga y que no les da oportunidades, que siempre encerró y encerrará demasiados peligros. 

Cine que te engancha, que deja señal y que se disfruta con todos los sentidos y que vuelve a demostrar que calidad y comercialidad no están ni mucho menos reñidos...



13 comentarios:

  1. Muy buena crítica.

    Lo que me sorprende es que aún tengas tiempo para ir al cine (jajaja!).

    En cuánto a lo de "seguidores" sigo sin conseguir el recibir una alerta cuando se publique algo en un blog que me interesa, pero seguiré intentándolo :-)

    Al menos ahora lo veo cuando me conecto a blogger

    Ciao,
    Carletto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que apenas voy, por eso es todo un acontecimiento... XD Y que te lleguen avisos al correo cuando se publica yo tampoco soy capaz. Por más que le dé a la suscripción no me funciona. Misterios de la red...

      Eliminar
  2. Preciosa crítica! No te digo que últimamente no paro con las pelis? Pues a por ella voy!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me dirás, es de las que se pasa bien pasándolo mal, ya me entiendes! :P

      Eliminar
  3. Me has convencido, la veré, aunque no sé cuántos años tardaré, esto me recuerda a que de momento solo llevo 1 episodio de true detective y lo vi hace meeeses :S
    mil besos!!!

    PD: jodidamente bien escrita la crítica, por cierto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual con True Detective, estoy siempre diciéndome voy a empezar, voy a empezar.... y ho lo hago ¬ ¬ Por cierto ya sabes quien aparece en la segunda temporada??? Seguro que sí XD Habrá que ponerse a ello ;)

      Eliminar
  4. De momento la he dejado pasar, aunque no la descarto para más adelante. No voy mucho al cine y sí,lo confieso, me suelo dejar arrastrar por las películas taquilleras...
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a ser sincera, Maribel, creo es la primera película realmente adulta que veo en el cine en once años... >_< hasta ahora todo eran películas Disney y superhéroes. No me lo creía... A lo mejor también por eso me gustó tanto XD Gracias por pasar, guapa <3 <3 <3

      Eliminar
  5. Debo confesar que no soy de ver películas españolas, mea culpa. La última fue ocho apellidos vascos, no obstante no la descarto aunque no es mi género favorito.
    Gracias, Marisa <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ocho apellidos vascos también me encantó. Y de verdad que género aparte no tiene nada que envidiar a cualquier producción americana. Y gracias a ti por pasar, Yolanda :))))

      Eliminar
  6. ¡Hola, Marisa! Acabé de ver la película y me pasé para leer tu entrada de su día jajaja. La verdad es que el final me dejó helada porque no me lo esperaba en absoluto, pero también sabía que las cosas no se podían resolver así sin más... De esa forma. De todas formas la veré en cuanto pueda de nuevo porque entre una cosa y otra no pude disfrutarla bien.

    Como siempre, un placer leerte, Marisa :D

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, Rocío :) Creo que es una película que merece la pena ver de nuevo para apreciar los detalles, y el placer es tenerte por aquí!!! Un beso!!!

      Eliminar