30 de septiembre de 2014

Cuéntaselo a otra - Isabel Keats



Hoy reseña de una novela que me ha gustado, me ha sorprendido y me ha hecho reír, y eso siempre es muy bueno...



La vida de Inés se pone del revés tras la separación de su marido. Tras un profundo bajón decide que ya es hora de dar un cambio a su vida. Deja su trabajo como brillante analista de mercados, se esconde de su familia y se busca un refugio muy literario para así dedicarse a lo que verdaderamente desea: escribir una novela. Hasta ahí todo más o menos normal. ¿Quién no ha querido a veces meterse en un agujero y esconder la cabeza? Lo que pasa es que todo esto que bien podría ser un grave drama existencial, Isabel Keats lo convierte en una trama absurda y disparatada en el mejor sentido de las dos palabras. Inés consigue trabajo como portera y se transforma en otra persona. Cada vez que traspasa el umbral de su portería de de la madrileña y burguesa calle Lagasca, se convierte en la señora Santos. Una mujer atrozmente vestida, con gafas tintadas y hasta naciente bigote esbozado a base de sombra de ojos. Una mujer que casi daría miedo  y de la que dudaríamos de su estabilidad mental si no fuese porque es imposible no partirte de risa con ella. 
 
Sí, sí, algo así. A Inés solo le falta el lagarto...


Cuéntaselo a otra es una historia diferente y muy original, a medio camino entre el sainete y las mejores pelis de Almodovar. Suspende la incredulidad para que disfrutemos de una comunidad de vecinos también muy reconocible (Silvia, la amiga fiel, Fran, el colega fumata y pasota, la genialísima ex vedette Sasha Montagut, el vecino antipático y sospechoso, la niña en la edad del pavo y, por supuesto, su padre, el adorable doctor, y además viudo, Enrique Echevarría).


Agradezco a Cuéntaselo a otra, aparte de lo bien escrita que está, el hecho de querer hacer algo distinto y conseguirlo gracias a una narración madura, atrevida y rica en guiños y referencias. Me he reído muchísimo con ella, me ha parecido surrealista por momentos, me ha gustado la historia de amor, que es sencilla y está tratada con mucha naturalidad, me han encantado todos los secundarios, y me ha parecido que tras su aparente “irrealidad” se acerca más a la verdad que muchas historias supuestamente realistas. La relación con la madre, con su hermana, la franqueza de Enrique, la confusión de Inés… Más allá del original y colorido envoltorio exterior creo que Cuéntaselo a otra tiene un fondo muy auténtico que hace que no puedas evitar encariñarte con sus protagonistas y alegrarte de verlos madurar y ganar. Porque entre otros efectos secundarios, como reconciliarte con la vida, el amor también puede hacer que sientes  la cabeza, y si no que se lo digan a Fran. Su historia con Marisa, la hermana de Inés, es también de las que te ganan sin remedio.


El final es justo el que todos queremos que sea, divertido, feliz y estupendo. Un buen cierre para una novela que consigue sorprender y salirse de lo convencional para jugar con los tópicos, ironizar con ellos y demostrar que hay muchas formas de escribir una buena historia romántica. Y sí, a mí también me encantaría ver Cuéntaselo a otra a todo color y en una gran pantalla. Rompería taquillas, os lo aseguro...

5 comentarios:

  1. Y qué te digo yo ahora, Marisa, aparte de que como siempre tu reseña me ha encantado y me ha tocado mi corazoncito? Mil gracias por tus palabras, y que sepas que estás tardando en publicar tu próxima novela. Después de El juego de la inocencia me tienes en ascuas... Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las gracias a ti, Isabel. Me lo pasé en grande leyéndola y me dio mucha envidia, ¡pero de la buena! XD Y sobre lo otro yo también estoy en ascuas XD Ya veremos lo que pasa :) Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Jajaja...al poner esa foto casi se me han quitado las ganas de leerlo, pero eso es lo que hay !!
    Lo tengo anotado para leerlo...ojalá lo disfrute tanto como tú.
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una foto un poco radical XD pero estoy segura de que te ibas a reir, Maribel, y nos hace mucha falta :D Muchas gracias por pasar <3

      Eliminar
  3. Pues yo quiero reír así que... a la saca!!!!
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar