2 de enero de 2014

De todo y de nada

Es lo que toca cuando acaba un año y empieza otro, hacer balances y nuevos propósitos. No soy muy dada a hacer listas ni planes de año nuevo, más que nada porque luego no los cumplo, como decía U2 en uno de mis temas favoritos y que siempre me gusta escuchar por estas fechas "Nothing changes in New Year´s day" pero hoy tengo un rato libre y también me siento como si estuviese en medio de algo, y por eso me ha dado por hacer una de esas entradas sobre todo y nada en concreto.

Esperando para...



Podría empezar por contaros lo que he estado leyendo últimamente. He tenido suerte y, aunque han sido dos lecturas muy distintas, las dos me han gustado mucho. Una es Acuerdos privados de Sherry Thomas, y es ideal para pasar un par de tardes divertidas, una trama que no es que sea el descubrimiento de la pólvora pero que está contada con gracia, con inteligencia y con estilo, solo el final me ha fallado un poco, pero aún así os la recomiendo si queréis una novela romántica de las de siempre pero a la vez distinta. 



Cuestión aparte es mi otra lectura, se trata de El jinete de bronce, de Paullina Simons, Acuerdos privados está bien, pero El jinete de bronce no es solo otra lectura más, es una de las que permanecen en la memoria. Es bastante conocido así que no me voy a extender con él, entre otras cosas porque dijera lo que dijera seguramente no le haría justicia, solo os contaré que aunque tengo muchas ganas de seguir con la trilogía por ahora voy a esperar un poco, más que nada porque no puedo dejar de ver en mi cabeza una y otra vez las escenas del libro: Alexandr en la pequeña habitación del Quinto Soviet rodeado y adorado por todas las mujeres de la familia Metanov, Tatiana envuelta en sangre en Luga, el jardín de verano, la primera noche en Lazarevo, ella arrastrándose por el hielo para salvar a Alexandr...




Es lo que siempre me ha gustado de la lectura. La capacidad (cuando el autor es bueno y Paullina Simons es muy buena) de hacerte parte de la historia, de hacerla también tuya. Las noches blancas y el asedio, es como si hubiese estado allí, es lo que siempre me ha fascinado. Otras vidas, otros lugares, a tan solo unas páginas. Cuando comencé a escribir todo eso simplemente se perfeccionó. Si vives una historia cuando la lees, escribirla ya es... Por eso no puedo dejarlo. Es demasiado adictivo.Tenía varias ideas rondándome y unas veces me inclinaba por una y otras por otra: podía escoger entre amor y odio y venganza en la Florencia del Renacimiento (es que no me canso nunca del drama XD), o una idea que apenas es un esbozo en el Londres victoriano con una joven prometida al que su futuro esposo no acaba de convencer y un amigo de la infancia, noble y demasiado honesto pero que quiere hacerla feliz... y también tuve un entusiasmo pasajero con una especie de thriller de intriga y acción (y romance, claro) situado en plena guerra de Afganistan, (tuvo que ser el efecto Homeland, pero se me pasó enseguida, igual que se desinfló la temporada de Homeland) y por último la que va a ser la definitiva, porque la tengo casi, casi cerrada, aún quedan algunos flecos pero confío en ver la luz sobre la marcha. Es una historia de amor (y también desamor) que discurre a lo largo de varios años en la Centroeuropa de entreguerras y lo que mas claro tengo son los protagonistas. 

Ella es Marga:



Él es Andreas:


No tengo ni una palabra escrita, aunque sí muchas ganas de empezar, (cuando miro a Jude Law me entran aún más ganas) aunque aún tengo que documentarme y ambientarme y esas cosas que me gustan tanto como escribir. He localizado un par de libros de la época, Adios a Berlin de Christopher Isherwood y Traumnovelle de Alfred Schnizler y también estoy buscando la música, imágenes, planos... también me gustaría escaparme por unos cuantos días a Viena pero eso lo veo más difícil, así que por ahora me conformare con los viajes astrales.

De todos modos no tengo prisa, querría escribirla con calma y sin expectativas, (eso digo siempre y luego me entra la urgencia y la presión, pero puedo proponérmelo, ¿verdad?) Y hablando de presión, llegamos al otro objetivo de esta entrada, el balance. Los que pasáis por aquí ya sabéis lo que pasó este año, quedé otra vez finalista en el Certamen de Vergara-RNR (a veces me parece un chiste, ¿tú qué haces? Soy finalista...  No tiene gracia, ¿verdad? Es lo que yo también pensaba XD).

Me hizo muy feliz volver a ser finalista. De veras fue una auténtica sorpresa. Estoy enormemente agradecida y aún me admira tanto que a veces todavía no me lo creo, que no una sino dos veces, un jurado haya considerado que mis historias merecían estar destacadas entre tantas otras obras y tantos otros autores. Es un honor y un orgullo y todas esas cosas que se dicen, por mucho que se digan siguen siendo verdad. Significa mucho para mí. Pero también, en cierto modo, fue lo peor que me podía pasar, quedarme otra vez en la puerta. Cerca pero fuera... No me importa porque sé que esto no es un absoluto, hay tantas historias, tantos estilos, tantos lectores, estoy segura de que en algún lugar deben estar los míos, a lo mejor algún día los encuentro, o me encuentran ellos a mí, cuando publique... La publicación se ha convertido en una incierta meta que siempre me queda un poco más lejos. Podía perfectamente publicar mañana, de hecho tenía todo listo para publicar La dama en Amazon y lo aplacé hasta conocer el resultado del Certamen. Y ahora que ya lo conozco estoy volviendo a repetir el proceso del año pasado en una especie de cuento de la lechera, si consigo publicar Una defensa, tal vez consiga publicar La dama y cuando publique La dama... en fin, no os quiero aburrir. También ocurre que me da una pereza horrible pensar en la promoción y en vender las historias, como a la gran mayoría de los que escribimos me gusta mucho que me lean pero me da horror pedirlo. Y como si las publico no podré evitarlo (tendré al menos que intentarlo) lo que hago es retrasarlo un poco más. Eso y esperar.

Y creo que nada más, que ya está bien para empezar el año, que si queréis seguir acompañándome también, por supuesto, continuaré con el blog, hablando de las cosas que hago por amor, de lugares, de películas, de historias... porque escribir me gusta y porque es la única razón por la que siempre lo he hecho.

Por amor.

10 comentarios:

  1. :)
    solo te pongo una pega, si dices que cada vez estás más lejos de publicar es porque tienes el catalejo al revés :P
    encontraremos a nuestros afines o nos encontrarán, si dejamos de escondernos ;)
    un superabrazo!

    ResponderEliminar
  2. No nos esconderemos y lo imposible ocurre, lo sé. Yo también creo :)))) Abrazos enormes!!!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz año, mi Ari!!
    Me encanta saber que tienes nuevos proyectos, y me encantan los rostros que has elegido para tus siguientes protas, pero mucho, mucho!! :))))))
    Por supuesto que seguiré acompañándote, no me voy ni con agua caliente.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. No desfallezcas Marisa, alguna vez quedarás la primera :-)) Ponte a tope con esa nueva historia, y quien sabe quizá el año que viene... xD

    Besitos y a por todassss!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo solo diré una frase que me gusta mucho de los antiguos dibujos de Spiderman.

    "Intentas y fracasas, intentas y fracasas, pero cuando realmente fracasas es cuando dejas de intentarlo"

    Estoy convencido de que algún día quedas primera! Tienes el material, sólo queda que llegue el momento.

    ResponderEliminar
  6. Ay Silvia, Rebeka, José!!! Qué haría yo sin vosotros??? Muchas gracias por la confianza, sois lo mejor de todo lo mejor ♡ ♡ ♡

    ResponderEliminar
  7. Estoy deseando que comiences tu nueva historia... y deseando leerla, porque desde luego a mí, como a millones de personas (y de eso estoy segura) no tendrás que pedirme jamás que lea nada tuyo!!! Vales muchísimo!!! Un beso enorme de año nuevo para tí!!!

    ResponderEliminar
  8. Millón arriba millón abajo XD Feliz año nuevo también para ti, tú sí que vales, guapa!!!!

    ResponderEliminar
  9. Ayyyy madre,Ari. Cómo te entiendo!!! Solo que yo tengo muuuucha menos paciencia que tú, jijij y soy una insensata imprudente. Anímate y si ya tienes el gusanillo de los dedos inquietos es que ya estás enfilada de nuevo. Haz lo que te diga el corazón!!! Y al diablo con todo lo demás. Yo, no es por nada, pero estoy deseando que saques la dama del paso para comprarla, sea donde sea pero esperaré lo que sea necesario.
    Sobre el jinete de bronce , amén!!!! Muchos besos de la mala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Bego, ahora lo leo y me digo, ¿ves, quejica? todo llega XD pero también y ya lo sabes tú, no terminas nunca de llegar... y en buena parte eso es también lo divertido porque si no nos ibamos a aburrir mucho, y eso jamás.,, Un besazo, Bego, espero que algún día también llegue el momento para La dama :)))

      PD. El jinete es una maravilla!!!

      Eliminar