21 de agosto de 2013

Hija de humo y hueso - Laini Taylor


Érase una vez, antes de que existieran las quimeras y los serafines, el sol y las lunas. El sol estaba prometido en matrimonio con Nitid, la hermana brillante, pero era a la recatada Ellai, siempre escondida tras su descarada hermana, a la que él deseaba. El sol se las ingenió para abalanzarse sobre ella mientras se bañaba en el mar, y la tomó. Ella luchó pero él era el sol, y pensaba que tenía derecho a conseguir lo que quisiera. Ellai lo apuñaló y escapó, y la sangre del sol se derramó como chispas sobre la tierra, dónde se convirtió en los serafines —hijos ilegítimos del fuego—. Y al igual que su padre, creyeron que tenían derecho a desear, tomar y poseer.

En cuanto a Ellai, le contó a su hermana lo que había sucedido y Nitid lloró, y sus lágrimas cayeron a la tierra y se convirtieron en las quimeras, hijos de la tristeza...


Es un fragmento de Hija de humo y hueso. Lo he escogido, aparte de porque me enamoran los relatos que evocan la mitología clásica, porque creo que sirve de ilustración para que os hagáis una idea del argumento de esta preciosa novela. Una novela que habla de serafines y quimeras, ángeles o demonios. Una historia tan bella, y a veces terrible, como ese pequeño fragmento, y que cuenta con una protagonista candidata a quedarse desde ya entre mis favoritas, una auténtica heroína: Karou.

Karou es una joven estudiante de arte en Praga. Una chica normal, si no fuese porque trabaja para un monstruo, un verdadero monstruo con ojos de cocodrilo y cuernos de carnero, un ser imposible, un traficante de deseos... Karou se encarga de recoger dientes para Brimstone, dientes de perro, colmillos de elefante, piezas dentales humanas, todo le vale siempre que sea de buena calidad. Y no es escrupuloso con el modo en el que se consiguen, de hecho, más dolor significa más valor. ¿Qué hace Brimstone con los dientes? ¿Para qué quiere tantos? ¿Qué es tan importante como para que Karou tenga que arriesgar incluso su propia vida para conseguir incansablemente más y más dientes?

No hace falta decir que Hija de humo y hueso se encuadra dentro del género fantástico. No suelo leer mucha fantasía, soy más bien del tipo realista. Me gusta la magia, pero con mesura. Más que como un fin en sí misma, cuando es un medio. Un medio para conocer mejor nuestro mundo y a nosotros mismos, como ocurre con Tolkien o con George R.R. Martin... y también con Laini Taylor. Porque aunque hablen de mundos inexistentes, los sentimientos, los miedos, los deseos... son enteramente reales y reconocibles.

Y por eso me ha gustado tanto Hija de humo y hueso. También porque es una historia llena de belleza, con esa clase de belleza que llega hasta a doler. Contada con frases certeras y exactas, dividida en capítulos cortos que te hacen devorar uno tras otro sin parar, y con ecos de muchas otras historias. Lo mismo clásicas que del cómic: esa Karou con la melena azul al viento, la sonrisa malévola y la gabardina negra hasta los pies esperando el ataque de Akiva, un ángel, en el puente de Karlova en Praga... Esa es otra razón, la ambientación. No he estado en muchos sitios, pero he estado en Praga, y de verdad que es tan mágica y misteriosa como la describe Laini. No se me ocurre un lugar mejor para contar esta historia de monstruos cariñosos y ángeles exterminadores.

Y sí, ya sé que suena a algo así como: "Uff, ángeles y demonios, no me digas más..." Y no es eso, no es otra historia más. Es un cuento, un viaje de una adolescente que se siente sola, extraña e incompleta, que sabe que está del lado de los malos, y aun así los ama y siente lealtad por ellos. Es además una guerra, un amor imposible o quizá no, y una traición... Una maravilla de la que me habló Mara Oliver y que yo también afronté escéptica y que a las pocas páginas me tenía ya enamorada. Una de esas novelas que te reconcilia y te devuelve la fe y la esperanza:

Los deseos son engañosos; sin embargo la esperanza es sincera. La esperanza realiza su propia magia...

La esperanza realiza su propia magia. Lo dice Blintstone, el monstruo, y yo lo creo. Creo que hay un tipo de magia que existe y que es verdad y en ocasiones cruza por nuestro lado. Algunas personas la llevan consigo. Un diente, unas alas, dos lunas... Monstruos y humanos... Eso me recuerda otra historia:

http://www.amazon.es/Kupua-1-Mara-Oliver/dp/1480169447
Una niña que escapa de un asesino, un asesino que caza niños, un niño que pierde un diente, un diente que abre un mundo, un mundo en el que lo normal es no ser humano... al menos, no del todo. 

De veras, la magia aún es posible. Probad a leer Hija de humo y hueso o Kupua y veréis cómo os convertís en creyentes.



8 comentarios:

  1. Hija de humo y hueso es un libro precioso *-*, la segunda parte (Días de Sangre y resplandor) me parece un poco triste pero es igual de bueno. No conocía el de Mara pero me da bastante curiosidad por leerlo.

    ¡Saludos ")!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Triste y todo tengo muchas ganas de leer Días de sangre y resplandor, que por otra parte ya el nombre me encanta, igual que Hija de humo y hueso :))) Gracias por pasar, Pao!!!

      Eliminar
  2. Tú sí que eres mágica ❤❤❤
    Gracias, preciosa. Un abrazo infinito :')

    PD: estoy deseando leer la 2ª parte de Karou y que me lleve lejos de la realidad del duro septiembre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú más :P Y cuando llegue septiembre tu solo respira hondo y keep calm ;)

      Eliminar
  3. Me dejas, como siempre, sin palabras... y sin dinero!!!! Si es que hay que comprarlo y no solo eso...necesito también tiempo para leer... y eso es peor! Porque quiero y no puedo! Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, mira que el dinero es difícil de conseguir, pero el tiempo ya es misión imposible :( Muchos besos, guapa!!!

      Eliminar
    2. Pues ya me lo leí en mis vacaciones y he de decir que me ha encantado!!! Un beso enorme Ari!!!

      Eliminar
    3. Me alegro mucho de que te haya gustado María Esther!!! La verdad es que me pareció una historia preciosa <3 Otro beso para ti!!!

      Eliminar