10 de mayo de 2013

Amor entre lágrimas - B. Amann


Ya está disponible en Amazon la segunda novela de La saga del club del crimen de B. Amann y no podía dejar de hablaros de ella.


http://www.amazon.es/Amor-entre-l%C3%A1grimas-ebook/dp/B00CKE5JW8
http://www.amazon.es/Amor entre lágrimas


La saga comienza con Amor entre acertijos, si no la conocéis podéis leer mi reseña aquí, decir que no es imprescindible haberla leído para disfrutar de Amor entre lágrimas, pero sí es recomendable, y además, si no lo habéis hecho antes, cuando hayáis acabado Amor entre lágrimas, vais a querer ir corriendo a buscarla, así que es mejor que vayáis por orden y empecéis por Amor entre acertijos.

La historia se centra esta vez en Julia Brears y en Doyle Brandon. Julia no es una belleza al uso, es una mujer grandota, reservada, que se siente fea y torpe. Nunca ha recibido mucho cariño, su madre murió, su padre se casó con una mujer que está un tanto en las nubes y es aficionada al espiritismo, sus hermanastras son mujeres deliciosas y perfectas, perfectas conforme a lo que la sociedad victoriana espera en una mujer, que sea hermosa, educada y correcta, al menos en apariencia... Así que cuando Doyle le pide matrimonio, Julia piensa que se burla de ella. Pero Doyle no es un hombre que se deje desanimar así como así,  y no piensa parar hasta demostrar a Julia que merece ser amada. 

Y esto es, a mi modo de ver, lo que hace tan conmovedora su historia, la fragilidad de Julia, la testarudez impulsada por el amor de Doyle, la abierta sinceridad de ambos, sin trampas, sin dobleces, solo la verdad, aunque eso no evitará que haya complicaciones, claro.

Y es que B. Amann es una mente maquiavélica y retorcida que disfruta enredando sus tramas y escondiendo sus hilos y desde el principio nos anuncia que sobre Julia se cierne una amenaza... Si en Amor entre acertijos dejamos al malvado Saxton a buen recaudo ahora tenemos enfrente a los Bray, dos hermanos muy distintos, pero que comparten vena psicópata. Los indicios apuntan hacia los combates de boxeo clandestinos, un mundo que no es extraño a Doyle, pero que abandonó hace tiempo y en el que tendrá que involucrarse de nuevo.  

Los hombres, por supuesto, querrán mantener a las mujeres alejadas de todo lo relacionado con la investigación, pero podéis apostar a que no lo conseguirán (y en esto tendrá mucho que ver la desatada y muy divertida viuda Orren, una adicta a las luchas cuerpo a cuerpo.)

Y también tenemos a Rob y Peter. Los que ya los conocéis no necesitáis que os hable de ellos, al resto solo deciros que, aunque no lo creáis, esta historia de amor entre dos hombres que quieren amarse, pero que tienen que luchar contra infinidad de barreras, las impuestas y las que ellos mismos erigen, os robará sin remedio el corazón.

Y mucho más, es una novela larga y densa, 547 páginas de una narración que se despliega en multitud de frentes. Hay momentos para la dulzura, el sexo, las risas, las lágrimas... Todo contado con emoción, empatía y sentimientos, con escenas que se te quedan grabadas para siempre y personajes que no puedes, ni quieres, olvidar. 

No es fácil, no es complaciente, muchas veces os encontraréis preguntándoos dónde va todo, pero al final las piezas encajarán en su lugar. Hasta entonces habrá que sufrir igual que Julia intentando averiguar quién se encuentra detrás de esa puerta: 


Se escurrió de la cama para alcanzar su único abrigo y con él cubrir las finas y desgastadas sábanas a fin de intentar entrar en calor. Hacía tanto frio en la casa. Decidió remover los rescoldos de la chimenea ya que en plena noche, con la lluvia que había caído era impensable salir en busca de leña seca pero con ello únicamente logró quedar más destemplada de lo que ya se sentía. El suelo estaba helado.

La cena, una vez más, había discurrido en medio de incómodos silencios, pullas, encontronazos e insultos velados hacia ella. Ya debiera haberse acostumbrado a los desprecios de sus hermanastras, la hermosa Lizzie y la competente y bonita Emma y en cierto modo su corazón había dejado de sentir pasado un tiempo, pero ello no impedía que le doliera el hecho de que su padre callara al presenciar la intencionada y dañina manera en que la atacaban, desgastando, poco a poco, sus ganas de pelear y esa necesidad, que a pesar de todo todavía guardaba, de que la protegiera de quien le hacía daño... Siempre pensó que con el transcurrir de los meses se iría apagando esa aguda sensación de abandono pero no era así… Había días en que simplemente no podía más, ni contestaba… simplemente dejaba su mente volar a otros lugares hermosos donde nada le causaba daño, donde era querida, apreciada y allí permanecía en ocasiones minutos, otras hasta una hora… hasta que ellas se cansaban y desaparecían dándola por imposible…

Y la situación había empeorado con la noticia de su compromiso... Parecía que la odiaran por el mero hecho de que un hombre bien formado y adinerado mostrara un mínimo de interés en ella. Si supieran…
 
Ahuecó la almohada en un velado intentó de retomar el sueño del que había despertado helada como un tieso témpano.
 
No pudo.
 
Se escuchó el angustioso ruido al que se estaba acostumbrando poco a poco, a altas horas de la noche, repentinamente, sin pasos que anunciaran la presencia de persona alguna al otro lado de la fina puerta. El girar silencioso del pomo de la puerta… Se le cortó la respiración y acurrucó entre las frías sábanas. Se sentía incapaz de acercarse a la madera y apoyar el oído contra los ásperos tablones. El saber que alguien estaba al otro lado esperando, podía con sus nervios y desconocer quién era el intruso la estaba consumiendo por dentro.
 
Y la razón…no conocer la razón por la que lo hacían… atemorizarla, reírse de ella, intentar acceder a su cuarto estando ella dormida…
 
De nuevo giraron el pomo forzándolo hasta su tope... Que aguantara, por favor... que aguantara la presión ejercida desde el exterior. Lo suficiente para parar lo que intentaba entrar... lo que fuera. Sentía el corazón bombeando en su garganta, la respiración entrecortada... Tanto miedo... el cerrojo tenso, al límite.
 
Si entraban, si...
 
Cada noche agradecía haber aprendido de Norris la mejor manera de colocar una cerraja aunque se hubiera dejado una uña y un par de arañazos por el camino. Lo agradecía tanto…
 
Desistieron tras un último y angustioso intento pero en esta ocasión se escucharon unos sigilosos pasos que se alejaban por el oscuro pasillo, demasiado distanciados unos de otros como para pertenecer a una mujer.
 
¿Su padre?
 
Suspiró intentando relajar su cortada respiración...Ojalá supiera lo que estaba ocurriendo en su casa. Algo no iba bien, pero se sentía tan torpe, tan sola y acongojada… sin ánimo para averiguarlo por si misma…
 
Mañana se atrevería, preguntaría y quizá alguien tuviera la deferencia de contestarle… o de no ignorarle.

10 comentarios:

  1. Genial reseñal para un libro espectacular. ¿Qué más te puedo decir que no sepas ya? Has sabido transmitir perfectamente la esencia del libro. Segurísimo que tus palabras captarán a mas adeptos, fijo!!!
    Pues eso, Ari, nadie como tú para hacerle justicia a los libros de Bego.
    Un abrazote, guapa!!

    ResponderEliminar
  2. mente maquiavélica y retorcida??? jiijijji, no voy a ser yo la que lo niegue , jejejjejej si es me chiiiifla haceros sufrir "un poquillo de nada". Siempre me sorprendo un mundo con tus reseñas, Ari(me pasó lo mismo con Sil). Es como ver mis locas historias desde otros ojos y todavía me parece increible que con unas palabras a veces se logre llegar y emocionar y enfadar y jejejej...cualquier día me estranguláis por mala malísima.

    Muchas gracias. Por ayudar, por apoyar e incluso por las bronquillas merecidas a una servidora, jijiji.Soy lela, en la novelas no me cuesta expresarme. En la vida real soy más torpe pero da igual. Y lo siguiente ya sabes lo que es. Un arrechuchón de estrujar los huesos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Arrechuchones igual de fuertes para las dos ^ ^ ya sabes Bego, todos los insultos te los digo desde el cariño XD Sil, los adeptos vamos siendo legión, vamos a tener que ir pensando en organizar una secta y Peter, encarnado en el cuerpo de David Gandy, podría ser nuestro lider, como en ese episodio de los Simpsons, amamos al lider...

    Bueno, ya no me hagáis caso que llevo un rato desbarrando :$

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Ari, por la entrada. Bego no se merece menos y una legión de seguidoras incombustibles jejejej. Te deseo lo mejor y que arrases como con "Amor entre Acertijos" y besos a las tres, sois geniales.

    Mar

    ResponderEliminar
  5. Pues lo dicho! Que me uno a este mundo nuevo, al menos para mí, de las reseñas que hacéis en los blogs. Y es que el que alguien a quien admiras, te recomiende un buen libro...pues como que no te deja indiferente. Estoy segura de que, como dice Mar, harás una legión de seguidoras incombustibles. A mí, ya me ha picado el gusanillo pero necesito tieeempooooooooooooo!!!
    Un beso Ari, eres genial!

    ResponderEliminar
  6. Hola holita! Estás nominada a un premio. Visita mi blog, allí podrás saber de que va.
    Enhorabuena y bonito blog. Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nube!!!! No sé si llegaré a hacer le entrada porque luego me cuesta mucho decidir a quién nominar :/ pero te deseo mucha suerte con tu blog y animo a todos a que os paséis por allí a echar un vistazo :))) http://lanubedetinta.blogspot.com.es/

      Eliminar
  7. Mil gracias Mar y Mariasther ♡ ♡ ♡ ♡ ♡ cuando has dicho eso de alguien a quien admiras me he vuelto para ver a quién tenía detrás :P sois un amor, el tiempo es nuestro enemigo pero por algo somos expertas en exprimirlo!!! Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  8. Muy buena la reseña y lo de la mente perversa sin duda...la de noches que habremos invertido en averiguar por donde iba a ir la siguiente trama! un muxu enorme wapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las noches que quedan por venir ^ ^ Más besos para ti, Xus :))))

      Eliminar