6 de abril de 2013

Siete años para pecar - Sylvia Day

Hoy reseña. Resulta que tengo No te escondo nada esperándome desde navidades, y sin embargo he preferido leer esta otra novela de Sylvia Day, ambientada en la época victoriana, sobre todo porque era más corta y porque además no tendría que estar esperando hasta junio para ver cómo terminaba.




Siete años para pecar comienza con una apacible tarde en alguna aristocrática residencia inglesa. Me gusta mucho el principio. Te sitúa perfectamente en la historia y está muy bien conseguido. Jessica es elegante, correcta, contenida, perfecta... y su hermana sigue sus pasos. Los caballeros son más espontáneos o al menos tienen más libertad, aunque la empleen para cosas absurdas como pelear en la hierba como niños...

Pero tras esa estampa idílica y formal, Sylvia nos ofrece, a nuestros ojos y a los de Jessica, una imagen mucho más escabrosa. Un joven conocido de Jessica, Allistair Caulfield, practica sexo al aire libre con una dama mayor que él. Además el joven sorprende a Jessica espiando.

Podemos suponer que es natural que Jessica tenga curiosidad, que para algo va a casarse en un par de días, pero me cuesta más aceptar que se quede allí cuando Allistair la descubre, y además la pide, tácitamente, que se quede. Pero... aceptaremos barco como animal acuático, porque así, siete años después, una vez que Jessica se ha quedado viuda -hay una escena entre Jessica y su futuro marido justo a continuación de la anterior que también me ha gustado mucho, pero no la voy a desvelar- podremos ver a Jessica y a Allistair reencontrarse y embarcar juntos rumbo a las posesiones en ultramar del difunto marido de Jessica. Y es que gran parte de la acción de la novela transcurre precisamente en el barco.

Y lo que hay en el barco es exactamente eso, mucha acción, porque, no en balde, Sylvia Day es uno de los nombres de moda de la erótica. ¿Y qué van a hacer Jessica y Allistair tantas horas en una travesía desde Londres hasta Panamá? Pues seguro que podéis imaginarlo, pero Sylvia nos lo cuenta con todo detalle. Con demasiado detalle para mi gusto, porque es verdad que prefiero las palabras claras a los tópicos manidos, pero es que, a veces, las descripciones de Sylvia parecían propias de la consulta del urólogo y claro, tampoco es plan... Qué queréis que os diga, pienso que le quita bastante encanto.

Fuera de esto la historia es sencilla y está bien contada. Quizá un poco más de desarrollo, sin llegar necesariamente a escribir una trilogía, le habría venido bien. Hay además una historia paralela, la de la hermana de Jess y su turbulenta relación con su marido, que casi me ha gustado más que la principal, mi tendencia al drama, que me pierde....Y me deja ver que a Sylvia también la va el drama, aunque en Siete años para pecar no haya querido profundizar en ese aspecto.

Y eso, que está bien, pero que estoy segura de que tiene cosas mejores. Por otra parte he descubierto ahora mismo que la novela está traducida por Anna Casanovas, de la que acabo de comenzar a leer Un beso a oscuras, una pequeña joya.  

Solo llevo leído el veinte por ciento, (odio que el formato kindle no traiga paginación, dicho sea de paso) pero me está encantando, y no descarto que gran parte de ese perfecto tono de época con el que está escrita la novela, se deba a Anna, excepto cuando practican sexo, pero claro, es difícil encontrar el matiz cuando describes el prepucio de Allistair...

Y ya que os hablo de Anna, no quiero dejar de recomendaros que le echéis un ojo a la muy divertida entrada que ha publicado esta semana en su blog, LibriAnna, sobre lo que posiblemente le ocurriría a Jane Austen si se le ocurriese enviar hoy en día Orgullo y Prejuicio a una editorial. Está aquí:

Consolando a Jane Austen

No tiene nada que ver con Siete años para pecar, o quizá sí... Juzgad vosotros ;)

5 comentarios:

  1. No me llama mucho o será que mi cerebro sabe que tengo demasiados en lista y se defiende ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues suena interesante Ari, lo único es sacar el tiempo para leer jejejeje
    pero lo apuntare en mi lista de libros pendientes.

    Besos y buen fin de semana linda. ;)

    Mar

    ResponderEliminar
  3. Demasiados libros, demasiado poco tiempo, aunque este es de los que se leen rápido, pero vamos, tampoco lo pondría en la lista de imprescindibles ;)

    ResponderEliminar
  4. Buenas!
    Me ha encantado este libro, lo he leído este fin de semana y no me ha defraudado.
    Estoy de acuerdo en que la historia secundaria de la hermana y Michael me ha gustado casi más que la principal, supongo porque es más romántica.

    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  5. Y quizá también porque es más retorcida??? XD Creo que en el fondo a todas nos gusta lo complicado ;) Gracias por pasar!!!!

    ResponderEliminar